Hoy en día prácticamente imprescindibles las encuadernadoras, para presentar o archivar nuestros documentos, las plastificadoras para preservar la longevidad, las calculadoras para ajustar al céntimo o incluso las destructoras, tan necesarias para deshacerse de documentos privados o datos, que no atañen a nadie.

0 comentarios

Deja una respuesta